Teledemocracia

Yoneji Masuda es el pionero del concepto de “teledemocracia”. Teorizo el concepto de sociedad de información, que se basa en la proyección de las nuevas tecnologías para la participación política de los ciudadanos. Hoy vamos a hablar de la teledemocracia debil. La teledemocracia debil significa que no hay un cambio trascendental en el sistema político. Sostiene que los partidos políticos actuales emplearian internet para mostrar sus distintas tendencias políticas y obtener un feedback sobre nuestra opinión a partir del voto electrónico.

Los partidos políticos podrán diseñar campañas, y elaborar programas que conecten con los deseos, necesidades y expectativas de los futuros votantes. Los ordenadores permiten elaborar los datos, informaciones, sondeos, encuentas y simulaciones electorales de forma masiva.

Teledemocracia

Esto significa que las nuevas tecnologías podrán flexibilizar un sistema político, que hasta ahora siempre fue rígido y unilateral. Esto permite que el sistema se base en el servomecanismo, lo que implica una retroalimentación  que adapta automaticamente el sistema cibernético usando las señales recibidas para detectar errores y corregirlos (interesante usar las redes neuronales artificiales para la toma de decisión política).

No obstante, existen algunos peligros que la teledemogracia debil puede generar, por lo que lo valoraremos detenidamente para evitarlos y subsanarlos:

  • Debil responsabilidad política: el constante flujo de internet puede debilitar nuestra valoración a la hora de juzgar, la masividad de la información empobrece el análisis crítico del individuo, convirtiendole según Giovanni Sartori en un hombre-bestia.
  • Fragmentación política: la red permite elaborar decisiones políticas individualizadas y personalizadas, esto puede detener la cohesión democrática , según Cass Sunstein en su libro republic.com afirma que el usuario de la red se ha convertido en un usuario consumidor, creando habitos extrapolables a su vida privada y aprovechando la red para la obtención de beneficios inspirados en el egoísmo, el valor democratico se convertiria en valor de mercado.

Bibliografia: libro Ciberciudadania@ o ciudadani@.com, de Antonio Enrique Pérez Luño

1 Comment

  1. Democracia por internet | Johan de Bruin
    26, January 2010, 9:04am / 

    [...] Este artículo es la continuación de uno anterior en el que hable sobre teledemocracia debil, la teledemocracia fuerte se basa en la alternativa de la democracia parlamentaria basada en [...]

Leave a Reply